Create a Joomla website with Joomla Templates. These Joomla Themes are reviewed and tested for optimal performance. High Quality, Premium Joomla Templates for Your Site

Tapetes y alfombras: cubren, decoran y dan una apariencia cálida. Pero no son lo mismo.

En esta casa se respira amor… ¿Qué transmite tu casa?
24 enero, 2017
Naturalidad, conexión entre todos los elementos y calidez
23 mayo, 2017

Tapetes y alfombras: cubren, decoran y dan una apariencia cálida. Pero no son lo mismo.

La gente suele confundir estos dos elementos, y aquí aclararemos cual es su principal diferencia.

Un tapete es una superficie de alfombra de dimensiones limitadas que se coloca sobre el piso. Se puede mover, puede servir como decoración, como elemento de limpieza a la entrada, como base debajo de una mesa, un escritorio o simplemente debajo de los sillones marcando el espacio de un living o sala de estar.

Una alfombra cubre todo un espacio ininterrumpidamente, de pared a pared. Se adhiere al piso y no es movible. Por lo general son de colores planos y de texturas planas.

Los tapetes tiene medidas específicas y normalmente se utiliza como parte de la decoración por sus diseños más elaborados. Delimitan espacios dependiendo de su tamaño. Son utilizados en interiores y exteriores y generalmente en salas, comedores, terrazas y habitaciones. Pueden también mostrar el flujo de circulación en pasillos y corredores. Su uso fomenta la calidez en el hogar, puesto que proporciona confort y calidez a nuestros pies.

Algunas de las razones para tener este elemento en nuestro espacio.

  1. Los dos elementos son decorativos y nos permiten aportar en el diseño del espacio y lograr proporcionar un ambiente único y acogedor.
  1. A diferencia de las alfombras, los tapetes tienen una variedad infinita de estilos. Son versátiles por la gran variedad de formas, materiales, colores y texturas disponibles en el mercado.
  1. Las alfombras y los tapetes son aliados del polvo. Sus fibras retienen el polvo que pueda haber en el ambiente. Esto facilita su posterior limpieza con un simple aspirado y evita que se acumule en el ambiente o en los muebles de la estancia.
  1. Superficie segura: hacen que la superficie de nuestra estancia sea más segura gracias a la textura de sus fibras, evitando posibles resbalones y caídas indeseadas.
  1. Aislantes acústicos. Las fibras de las alfombras absorben ruidos, disminuyendo la intensidad de éstos y propiciando un ambiente de relajación y menos eco. También son aislantes térmicos, debido al componente textil de sus fibras.
  1. Protección de suelos delicados. Si tenemos suelos de madera natural, por ejemplo, los tapetes evitan que el calzado lo raye o que se golpee por la caída de algún objeto.
  1. Delimitan los espacios con su distribución en las diferentes zonas de la casa.
  1. Cómodas y ergonómicas. Las alfombras y tapetes no sólo proporcionan una sensación agradable cuando se camina sobre ellas (sobre todo con los pies descalzos) sino que reducen la tensión del cuerpo, al contrario que sucede cuando caminamos sobre suelos duros. Por esta razón están indicadas para personas con problemas de espalda y articulares. Colocación y mantenimiento sencillo.
  1. Costo de mantenimiento relativamente bajo: Se puede mantener una limpieza diaria con aspiración. Para asegurar su durabilidad se recomienda también una limpieza al año realizada por un profesional.

Recuerda que las alfombras y tapetes siempre serán el mejor aliado para decorar y crear calidez en tu espacio.

 

 

 

 

 

Comments are closed.